Es muy importante al interior de nuestras organizaciones, en el caso en el que se manipulen, almacenen o se disponga de sustancias peligrosas, garantizar su conocimiento e identificación y además sensibilizar y concientizar a los colaboradores en la prevención de accidentes/incidentes y enfermedades ocasionadas por su contacto, asegurando un trabajo seguro en las actividades y operaciones diarias.

¿Qué es una sustancia peligrosa?

Una sustancia peligrosa se pudiera definir como aquel material, sustancia o mezcla de sustancias que tiene propiedades capaces de producir efectos adversos, que representan un riesgo para la salud de las personas, el medio ambiente, la propiedad o el bienestar público.

¿Cuáles son las características de las sustancias peligrosas?

En forma muy general, se consideran distintas características que diferencian a las sustancias peligrosas, tales como:

Corrosivas. Capaces de destruir o dañar irreversiblemente otras superficies, materiales o incluso los tejidos de los órganos humanos y demás seres vivos.

Reactivas. Son inestables, pueden tener consecuencias explosivas y generalmente tienen inestabilidad en su manejo en algunas etapas de su manipulación.

Explosivas. Pueden provocar liberación instantánea de presión, calor, gas o temperatura por diferentes contactos con otros materiales (fuego, calor, choque, etc).

Tóxicas. Tienen la capacidad de producir daños en los tejidos vivos y lesiones en el sistema nervioso, o pueden ocasionar enfermedades e inclusive la muerte al tocarlas, ingerirlas o inhalarlas. Entre estas, hay sustancias que tienen características de toxicidad aguda, crónica y de consecuencias ambientales que generan desequilibrios ecológicos.

Inflamables. Pueden ser gases, líquidos o sólidos que tienen la característica de encenderse y sus llamas se diseminan con gran rapidez. En cuanto más rápida sea la ignición, más inflamable es el material. En el caso de los líquidos inflamables, no lo son por sí mismos, sino que lo son porque su vapor es combustible. Las sustancias inflamables deben ser manipuladas con sumo cuidado y no exponerlas a ninguna fuente de calor.

Biológicas. Generalmente, son residuos biológicos infecciosos que contienen bacterias, virus, u otro organismo con capacidad de producir alguna enfermedad al tener contacto con ellos. Pueden contener toxinas producidas por microorganismos. La manipulación de estos residuos debe hacerse con extremo cuidado para evitar el contagio de cualquier enfermedad. Es importante que el personal que manipule materiales biológicos esté vacunado como mínimo contra el tétanos y la hepatitis B.

¿Qué es el rombo NFPA?

NFPA. Sigla que significa National Fire Protection Association. Es una organización fundada en los Estados Unidos y se encarga de crear normas y requisitos mínimos para la prevención contra incendios. Esta institución ha diseñado un rombo que brinda información fundamental sobre sustancias o materiales peligrosos. El rombo se divide en 4 partes o cuadrantes identificados por diferentes colores así: el azul identifica riesgos a la salud con valores del cero al 4 (0. Material normal, 1. Riesgo ligero, 2. Riesgo moderado, 3. Riesgo severo y 4. Riesgo extremo). El cuadrante rojo identifica los riesgos relacionados con materiales inflamables (0. No se inflama, 1. Se inflama sobre los 93 grados centígrados, 2. Se inflama bajo los 93 grados centígrados, 3. Se inflama bajo los 38 grados centígrados y 4. Se inflama con temperaturas inferiores a 23 grados centígrados). El cuadrante amarillo nos da información de la reactividad de la sustancia que estemos trabajando (0. Cuando es una sustancia estable, 1. Cuando es inestable y se calienta, 2. Cuando puede sufrir cambios químicos violentos, 3. Cuando el choque o el calor la pueden detonar y 4. Cuando es una sustancia altamente reactiva y que puede detonar en cualquier momento). Por último el cuadrante color blanco, se usa para colocar riesgos o sustancias con características específicas de la sustancia peligrosa que estamos manipulando, transportando o almacenando. Pude ser tal vez un oxidante (OXI), un ácido (ACID), un álcali (ALC), un corrosivo (COR),  material que no debe tener contacto con el agua (W tachada), riesgo de biocontaminado y riesgo de radiación.

¿Cuáles son los elementos de protección más comunes a utilizar en el manejo de sustancias peligrosas?

Para los riesgos químicos y tóxicos, los EPP requeridos pueden ser: Guantes, botas o cubiertas para los zapatos, cascos, overoles, capuchas, delantales, protectores para los ojos, cara y respiradores, mascarillas y máscaras completas o media máscara con filtros.

Para los riesgos radiológicos, los EPP requeridos pueden ser: Guantes, bata de bioseguridad, delantal plomado, gafas plomadas y protección contra ruidos fuertes.

Para los riesgos con materiales inflamables, los EPP requeridos pueden ser: cascos para proteger contra la caída de objetos, equipo de respiración autónoma, chaquetón y pantalón con piezas en material ignífugo. En términos locativos y dependiendo de la probabilidad e impacto de un incendio, se deben considerar medios de protección tales como: extintores portátiles, bocas de incendios equipadas (BIE), instalación de rociadores de agua, hidrantes exteriores, sistemas de extinción automáticos y columnas húmedas y secas.

Para los riesgos biológicos, los EPP requeridos pueden ser: Guantes, máscaras de protección respiratoria, batas, calzado y gafas o lentes protectores.

 

Algunos “Tips” importantes a la hora de manipular u operar sustancias peligrosas:

La operación con cualquier tipo de sustancia peligrosa requiere por parte del trabajador de un alto y especializado conocimiento de las medidas preventivas, las cuales contribuirán directamente a minimizar el riesgo de sufrir accidentes o enfermedades; desconocerlas te pueden llevar a sufrir intoxicaciones y graves accidentes que comprometan a tu cuerpo y a tu vida. Poner en práctica las siguientes recomendaciones te ayudará a evitar la materialización de los riesgos presentes en este tipo de labores:

En primer lugar, recuerda que solo puedes trabajar con sustancias peligrosas si estás oficialmente autorizado para hacerlo; te sugerimos que antes de iniciar tu jornada laboral planifiques detenidamente el trabajo: revises, analices y cumplas con cada una de las indicaciones que el procedimiento o protocolo exige. De igual forma, ten presente que antes de manipular una sustancia peligrosa debes necesariamente revisar y analizar la hoja con datos de seguridad (lista de chequeo de seguridad). Recuerda utilizar siempre los elementos de protección personal EPP necesarios para el procedimiento; sin embargo, es importante destacar los equipos de protección respiratoria, vestuario, guantes, protector facial, calzado de seguridad entre otros, y nunca olvides inspeccionar el correcto funcionamiento de alarmas y sensores. Ten presente que es sumamente importante verificar, antes y durante la aplicación de una sustancia peligrosa, la completa ausencia de otras personas en las zonas de trabajo, como también en las áreas contiguas, las cuales pueden ser contaminadas por cualquier efecto físico. Cuando apliques una sustancia peligrosa debes necesariamente utilizar medios de advertencia con mensajes preventivos y si no es posible, solicita ayuda a terceros para mantener resguardo en los accesos mientras dura la tarea, y solo cuando se cumplan los períodos establecidos de reentrada pueden reingresar los trabajadores. Finalmente, si llegase a sentir cualquier síntoma de intoxicación o de accidente, debes de informar en forma inmediata y oportunamente a tu supervisor directo o persona encargada del área de trabajo; de esa forma se activarán a tiempo todos los protocolos de emergencia.

¡Trabajador, cuida tu vida y la de los demás!

Al aplicar estas medidas preventivas, reduces al máximo la posibilidad de sufrir accidentes, intoxicaciones, enfermedades o incidentes por manipulación y operaciones con sustancias peligrosas en tu trabajo.

César Augusto Giraldo Arias

César Augusto Giraldo Arias

Ingeniero Industrial Especialista en Administración de la Calidad y Planeación Estratégica. Soy un convencido de que hay que hacer las cosas bien, en el momento indicado y en la forma correcta. La habilidad permite hacer ciertas cosas, la motivación determina qué hacer y la actitud cuán bien se hacen.

Escanea el código
Acceder al Software