Plan de Trabajo Anual del SG-SST

Plan de Trabajo Anual del SG-SST

El plan de trabajo anual es una herramienta valiosa para el desarrollo del SG-SST establecido en el decreto 1072 de 2015 y en la resolución 0312 de 2019.

Esta herramienta nos va a permitir darle trazabilidad y seguimiento a todas las tareas propuestas para que el sistema funcione adecuadamente en nuestro año fiscal.

Acá verás qué es el plan de trabajo anual, por qué es importante para tu empresa y cuáles son las consideraciones más relevantes para su diseño y ejecución.

¿Qué es el plan de trabajo anual?

El plan de trabajo anual es una herramienta valiosa para el desarrollo del SG-SST establecido en el decreto 1072 de 2015 y en la resolución 0312 de 2019. Esta herramienta nos va a permitir darle trazabilidad y seguimiento a todas las tareas propuestas para que el sistema funcione adecuadamente en nuestro año fiscal.

Recuerda que se debe diseñar y desarrollar un plan de trabajo anual para alcanzar cada uno de los objetivos del sistema, el cual debe identificar cada uno de los siguientes aspectos.

  • Metas
  • Responsabilidades
  • Recursos
  • Cronograma de actividades
  • Coherencia con los estándares mínimos del sistema de gestión de riesgos laborales.

El plan de trabajo anual, es un documento que se constituye en uno de los pilares fundamentales para que el sistema se mantenga en el tiempo; por lo tanto, este documenta integra todas las actividades que voy a desarrollar durante todo el año.

Considerar el año fiscal para la ejecución del plan de trabajo anual significa que éste se debe llevar a cabo de enero a diciembre, ya que la resolución 0312 de 2019 invita a hacer cada diciembre auditoría para verificar la conformidad de todo lo realizado durante el año de acuerdo a lo planificado.

¿Por qué es importante el plan de trabajo anual?

La importancia de poder tener un plan de trabajo anual es precisamente porque se alinean las actividades a realizar con los objetivos que se desprenden de la política de Seguridad y Salud en el Trabajo, la cual está enmarcada en el compromiso gerencial para con el sistema, con unos objetivos claros y medibles para alcanzarse en el tiempo.

Consideraciones más relevantes en el diseño y ejecución del plan de trabajo anual

  • Antes de diseñar e implementar el plan de trabajo anual, es importante realizar la evaluación del SG-SST (ver artículo de la semana pasada) ya que el resultado de esta será el primer insumo para el planteamiento del mismo.
  • El plan de trabajo anual no debe ser estático; es decir, que las actividades año a año no deberían necesariamente ser las mismas ya que el sistema va madurando, creciendo, se va comportando de formas distintas y por eso debe de estar alineado al ciclo PHVA de mejora continua (Planear, Hacer, Verificar y Actuar).
  • Las actividades no necesariamente se deben realizar con frecuencia mensual; algunas se llevarán a cabo también de manera semestral, anual, bimensual, etc., pero el hecho de plantearla en el plan implica que se debe realizar necesariamente como mínimo una vez al año.
  • Todas las actividades incluidas en el plan de trabajo anual deben tener una meta que en lo posible debe ser porcentual, fecha de su posible realización y especificar qué tipo de recurso se requiere (financiero, tecnológico o humano); y lo más importante: el responsable de su ejecución.
  • No todas las actividades del plan de trabajo anual deben ser necesariamente realizadas por el responsable del SG-SST; por ejemplo: para realizar las evaluaciones médicas ocupacionales periódicas, el recurso requerido además del financiero (por el costo a pagar), debe ser el de gestión humana de la empresa.
  • El plan de trabajo debe permitir establecer una serie de indicadores así: un indicador de estructura el cual medirá la disponibilidad y acceso a los recursos para la ejecución del plan de trabajo realizado en el año; un indicador de proceso que debe de medir el número de actividades ejecutadas sobre las actividades planeadas (lo más recomendable es que se mida cada mes); y finalmente se debe de utilizar un indicador de resultado el cual permitirá tener un panorama global de las actividades ejecutadas durante todo el año con respecto al total de actividades programadas, que puede ser medido de manera anual si usted lo decide.
  • Por ser el SG-SST un sistema precisamente de “Gestión”, es importante utilizar otro tipo de indicadores complementarios que midan la “Eficacia” de las actividades emprendidas con respecto al cumplimiento de objetivos específicos; por ejemplo: si se va a programar una capacitación, es muy importante medir la eficacia de la misma en términos del cumplimiento de su objetivo, que no es otro diferente al desarrollo de competencias en los asistentes; por lo tanto el indicador deberá de medir el grado de consecución de estas competencias dentro de los participantes al curso y no simplemente conformarnos con medir si la capacitación se dio o no.
  • El plan de trabajo anual debe estar firmado por el empleador o representante legal y el responsable de la ejecución del SG-SST (profesional con licencia). La firma podrá hacerse de forma física o digital).
  • El artículo 2.2.4.6.26 del decreto 1072 de 2015, hace referencia a que cada vez que la empresa se vea avocada a realizar “Gestión del cambio”, ya sea por la introducción de nuevos procesos, cambios en los métodos de trabajo, cambios en las instalaciones o un cambio externo que afecte al sistema, inmediatamente se debe actualizar el plan de trabajo que se tenga vigente.
  • Hay que recordar también que una de las responsabilidades del gerente en la revisión por la dirección es “verificar” el cumplimiento del plan de trabajo anual; es por esto que no se debe de olvidar presentarlo al gerente o al responsable.

Recuerda…

Poner en práctica estas recomendaciones referentes a cómo planificar de forma adecuada todas las etapas de nuestro sistema y colocarlas en un orden cronológico para su correcta ejecución durante todo el año en un plan de trabajo bien estructurado.

Software para el SG-SST

Herramienta para el diseño, implementación y mantenimiento de la normatividad del MinTrabajo.

Quiero una demostración
Diagnóstico bajo los estándares mínimos del SG-SST

Diagnóstico bajo los estándares mínimos del SG-SST

El diagnóstico o evaluación inicial es una herramienta establecida por el Ministerio del Trabajo para verificar el nivel de avance del SG-SST utilizando como referencia los estándares mínimos de la resolución 0312 de 2019 y estableciendo una comparación porcentual de cumplimiento en su implementación. Comprende su importancia, de qué se trata y cómo se lleva a cabo.

Diagnóstico bajo los estándares mínimos del SG-SST

El diagnóstico o evaluación inicial, es una herramienta establecida por el Ministerio del Trabajo para verificar el nivel de avance del SG-SST, utilizando como referencia los estándares mínimos de la resolución 0312 de 2019 y estableciendo una comparación porcentual de cumplimiento en su implementación.

Marco legal de la evaluación inicial del SG-SST

El 19 de febrero de 2019 se firmó la resolución 0312, la cual establece los estándares mínimos para el SG-SST. Esta resolución se apoya en:

  • Artículo 25 de la constitución política, sobre el trabajo como derecho y obligación social
  • Artículo 2 del Decreto Ley 1295 de 1994, objetivos del sistema general de riesgos laborales
  • Ley 1562 de 2012
  • Decisión 584 de 2004 de la comunidad Andina de naciones
  • Resolución 957 de 2005 de la CAN sobre los SG-SST de los países miembros
  • Decreto 1072 de 2015
  • Resolución 1111 de 2017

Esta resolución es aplicable a todos los integrantes del sistema general de riesgos laborales, excluye a los trabajadores independientes con afiliación voluntaria y a las personas naturales que desarrollen actividades de servicio doméstico. Deroga la resolución 1111 de 2017.

Estructura de la resolución 0312

La resolución 0312 viene estructurada de la siguiente forma; estándares mínimos para empresas que tienen:

  • 10 o menos trabajadores clasificados con riesgo I, II o III (7 estándares)
  • 11 a 50 trabajadores clasificados con riesgo I, II o III (21 estándares)
  • 50 o menos trabajadores clasificados con riesgo IV, o V (62 estándares)
  • Más de 50 trabajadores clasificados con riesgo I, II, III, IV, o V (62 estándares)

Una cosa es el SG-SST y otra son los estándares mínimos; Se tiene suficiente marco legal que determina que las empresas ya deben de tener implementado un SG-SST.

Los estándares mínimos, son precisamente eso: los mínimos requerimientos que debe cumplir cada empresa, sin desconocer que debe cumplir con otros aspectos legales obligatorios.

Lo que la resolución 0312 de 2019 trata, son los ESTÁNDARES MÍNIMOS que serán EVALUADOS.

Visto desde otra perspectiva, una resolución no está por encima de un decreto. Es decir, que la puesta de estos estándares no omite el cumplimiento de TODOS los criterios establecidos en el decreto 1072 de 2015, en sus numerales desde el 2.2.4.6.1 en adelante y los demás requisitos legales asociados, que muy bien se listan en la matriz de requisitos legales de cada una de las organizaciones.

Se puede ver claramente esta exigencia en el artículo 23 de esta resolución que dice: “La implementación de los estándares mínimos establecidos en la presente resolución, no exime a los empleadores del cumplimiento de las obligaciones y requisitos contenidos en otras normas del sistema general de riesgos laborales vigentes”

Lo que busca la resolución 0312 de 2019, es establecer unos criterios de evaluación por parte del ministerio del trabajo que permitan revisar algunas obligaciones que ellos consideran lo más representativo teniendo en cuenta el número de trabajadores y la clasificación del riesgo.

Según el tamaño de la empresa y la clase de riesgo, existen unos estándares mínimos que serán verificados.

Ese es el punto de partida de su empresa hacia la implementación del SG-SST.

Inicialmente se podría pensar que una empresa de 10 o menos trabajadores de clase de riesgo I, II, o III, debe de cumplir con muy pocos elementos (7); tengan en cuenta que la identificación de peligros, evaluación y valoración de riesgos, debe de realizarse con acompañamiento de la ARL y de esto debe de quedar un acta de visita.

Del IPVAR, salen las recomendaciones que podrían ser entre otras: sustitución de productos, controles de ingeniería, instalación de señales, mediciones ambientales, diseño de programas de prevención de accidentes de trabajo y enfermedades laborales con sus respectivos procedimientos.

Al analizar los fenómenos naturales se podría recomendar conformación de brigadas, documentos de prevención y preparación de respuesta ante emergencias, entre otros. Así que no es tan sencillo; el IPVR define todo en este caso.

Las empresas entre 11 y 50 trabajadores de las clases de riesgo I, II y III, cuentan con unos estándares mínimos más definidos (21), muy parecidos a los que se vienen trabajando en una empresa convencional.

Para este tamaño de empresa, no se nombra el acompañamiento presencial de la ARL; su asistencia técnica es más especializada y será muy importante el manejo del retorno al que tiene derecho la empresa según lo establecido en el artículo 11 de la ley 1562 de 2012.

Las empresas de más de 50 trabajadores de la clase de riesgo I, II y III, o las empresas pertenecientes a la clase de riesgo IV y V, serán evaluadas con la totalidad de los estándares (62).

¿Qué es el diagnóstico o la evaluación inicial del SG-SST?

La evaluación inicial del SG-SST es la primera etapa en la implementación del sistema de gestión dentro de las empresas.

Para las empresas que ya vienen implementando el sistema y avanzan al año siguiente, en el primer mes del año se debe de realizar una evaluación inicial que considere lo realizado en el año anterior y lo que se va a realizar en el presente año.

Para aquellas empresas que se van a iniciar por primera vez en el sistema de gestión, la evaluación se debe realizar desde “cero”; o sea, evaluar qué se tiene sobre seguridad y salud en el trabajo y qué falta trabajar.

Como ya se dijo antes, es la resolución 0312 de 2019 la que establece los parámetros para realizar dicha EVALUACIÓN, de acuerdo al número de trabajadores y la clase de riesgos que tenga la empresa.

Es importante inicialmente identificar la normatividad vigente de acuerdo al sector de la empresa y su actividad económica. Considerar:

  • Tipo de industria
  • Qué estándares le aplican (obligatorios)
  • Qué estándares no le aplican
  • Qué estándares son necesarios (aunque no sean obligatorios)

Bajo esta filosofía, se revisarán cada uno de los estándares usando como herramienta la resolución 0312 de 2019 y una plantilla o software que facilite el proceso.

Cada uno de los estándares viene en una tabla en donde podemos observar:

  • El numeral
  • El marco legal asociado
  • Los criterios
  • El modo de verificación
  • El cumplimiento (si/no). No caben cumplimientos parciales; es decir: se tiene o no se tiene.
  • Si aplica o no. Hay que argumentar en caso de que no aplique.
  • El espacio para justificar
  • La calificación. Esta se evaluará en términos porcentuales

Si al final del proceso de evaluación, mi calificación porcentual está entre:

  • 0 y 60%, mi SG-SST está en estado crítico
  • Entre 61 y 85%, mi SG-SST está en estado moderado
  • Por encima del 85%, mi SG-SST está en estado aceptable

El resultado de mi evaluación inicial me permitirá determinar o conocer:

  • Dónde están mis falencias
  • Cómo generar un plan de acción que permita al sistema cumplir con los requerimientos.
  • Hacer mejora continua del SG-SST

Recuerde que:

La evaluación inicial permite que se mantengan vigentes las prioridades en seguridad y salud en el trabajo.

No olvide en enero del próximo año realizar el diagnóstico o evaluación inicial del SG-SST como base para generar su plan de acción y de mejora continua.

¿Tu organización ya cuenta con un modelo de evaluación bajo los estándares mínimos de la resolución 0312 de 2019?

Software para el SG-SST

Herramienta para el diseño, implementación y mantenimiento de la normatividad del MinTrabajo.

Quiero una demostración
Comité del Plan Estratégico de Seguridad Vial

Comité del Plan Estratégico de Seguridad Vial

El “Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial” trabaja en beneficio de las empresas que están obligadas por ley a tenerlo implementado, cuales normas lo regulan, cómo se formaliza, cuáles son sus objetivos, qué funciones y responsabilidades tiene, cómo funciona.

Conocerás los más importantes aspectos de este comité y la mejor forma de gestionarlo al interior de la empresa.

El “Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial” es también llamado “Comité de Seguridad Vial” en algunas organizaciones.

Veremos qué empresas están obligadas por ley a tenerlo, cuales normas lo regulan, cómo se formaliza, cuáles son sus objetivos y que funciones y responsabilidades tiene.

 

¿Quiénes están obligados a implementar un comité PESV y cuáles son las normas que lo regulan?

Iniciamos con la ley 1503 de 2011, que fue el primer documento normativo que hace alusión a la necesidad de hacer algo en las organizaciones en materia de seguridad vial en Colombia.

Específicamente en su artículo doce dice que se tiene que hacer un diseño, implementación y verificación del PESV como ya se ha explicado en nuestro artículo “Articulación del P.E.S.V con el SG-SST”.

En este sentido, toda empresa obligada a tener un PESV, está obligada también a tener un Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial.

Vienen luego más normas como el Decreto 2851 de 2013 derogado por el Decreto 1079 de 2015 que es el decreto único reglamentario del sector transporte, el cual en su artículo 3.3.1 hace derogatoria de todos los Decretos que fueron compilados en ésta única disposición.

En el Decreto 1079 de 2015, a partir del artículo 2.3.2.3.1, y siguientes, se empieza a hablar de los planes estratégicos de seguridad vial en las organizaciones PESV.

Nos habla de los cinco pilares que leemos en el artículo anterior, nos indica que hay que evaluar las metas del PESV trimestralmente, entre otras actividades y tareas y nos dice que debe existir una figura responsable o encargada del PESV. Éste decreto no menciona nada más al respecto.

En la resolución 1565 de 2014 en el numeral 7.1 del anexo técnico, nos habla del comité de seguridad vial.

Puntualmente nos indica sobre:

  • Selección del comité: la alta dirección es quien lo selecciona y debe de ser un equipo de trabajo. Entonces el primer paso es la selección de un equipo de trabajo (ojalá como mínimo con un representante de los conductores si el tamaño y sector económico de la empresa lo amerita), cuya iniciativa de creación debe ser liderada por la alta dirección de la empresa (persona o personas que dirigen y controlan la organización).
  • Conformación: o formalización del Comité de Seguridad Vial.
  • Responsabilidades: básicamente el Comité de Seguridad Vial debe ser responsable de hacer todo el diseño, implementación y verificación del sistema (PESV) como veremos más adelante en este artículo.

Conformación del Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial

Este equipo de trabajo definido por la alta dirección, debe formalizar su participación mediante la conformación de un Comité de Seguridad Vial, siendo este el mecanismo de coordinación entre todos los involucrados.

Se debe de establecer el objetivo, las funciones, roles y responsabilidades, frecuencia de reuniones y cómo será la rendición de cuentas del Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial.

 

Objetivo del Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial

El objetivo del Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial será planear, diseñar, implementar y medir las acciones que permitan generar conciencia entre el personal y lograr objetivos en favor de la seguridad vial en la empresa y en la vida cotidiana de sus integrantes.

El establecimiento del Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial, que diseñará, definirá, programará, gestionará, entre otros, todos los aspectos necesarios para la puesta en marcha del PESV, a que hace relación la Ley 1503 de 2011 y el Decreto 2851 de 2013 (derogado por el Decreto 1079 de 2015), será un escenario estratégico en el proceso de participación para la planeación y la ejecución de las distintas fases del plan.

Funciones y responsabilidades del Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial

En el Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial se establecen las siguientes funciones, actividades y responsabilidades:

  • Analizará los resultados obtenidos en el diagnóstico inicial (que debe de realizar el mismo comité) y se formulará la hoja de ruta a seguir (plan de trabajo), conducente a reforzar los aspectos favorables encontrados, mitigar los riesgos y diseñar acciones para garantizar un cambio de actitud de los diversos actores de la movilidad vial de la organización.
  • Identificará los factores de riesgo y se establecerá un plan de acción personalizado para cada uno de ellos.
  • Considerará la adopción de un estándar de seguridad, que garantice la integridad y bienestar, y minimice los riesgos de un accidente de tránsito.
  • Presentará, discutirá y determinará los programas académicos a desarrollar con los distintos actores.
  • Evaluará los requerimientos y la oferta disponible, frente a proveedores y talleres para los procesos de diagnóstico, mantenimiento preventivo y mantenimiento correctivo de los vehículos.
  • Determinará las acciones de control o auditorías viales que se consideren pertinentes.
  • Presentará las campañas y acciones de acompañamiento a desarrollar durante todo el año.
  • Establecerá los cronogramas de las diversas actividades a ejecutar y hará seguimiento de las mismas.
  • Elaborará los informes periódicos para la Gerencia, Ministerio de Transportes, Superintendencia de Transportes, Ministerio del Trabajo u otros interesados que den cuenta de las acciones programadas, adelantadas y por ejecutar, analizando el impacto, costo-beneficio y aporte en la generación de hábitos, comportamientos y conductas favorables a la seguridad vial del país.
  • Realizará capacitaciones con los conductores, sus equipos de trabajo y otros actores de la empresa, entidad u organización.

El Comité de Plan Estratégico de Seguridad Vial, será el ente encargado de definir la visión, los objetivos y alcances del Plan Estratégico de Seguridad Vial para la organización, acorde con los mínimos establecidos por la autoridad correspondiente.

El Comité de Seguridad Vial debe integrarse a los otros comités existentes en su organización como son la brigada y el COPASST. De esta forma se evita duplicación de esfuerzos y se garantiza coordinación de actividades.

De acuerdo a la Ley 2050 de 2020 en agosto de 2021 se venció el plazo para tener implementado el PESV.

¿Su organización o empresa ya tiene un comité de PESV en su organización?

Recuerde que con nuestro software PESV podrás implementar, mantener y actualizar el Plan Estratégico de Seguridad Vial en tu organización, permitiendo hacer cumplimiento a las normas nacionales y está integrado con la conformación de los comités.

¡¡Ingresa ahora y solicita más información y agenda tu demostración!!

Software para el SG-SST

Herramienta para el diseño, implementación y mantenimiento de la normatividad del MinTrabajo.

Quiero una demostración
Articulación del P.E.S.V con el SG-SST

Articulación del P.E.S.V con el SG-SST

Con la resolución 0312 de 2019 (artículo 32), se dio vía libre para que el Plan Estratégico de Seguridad vial (PESV), se incluyera como un ítem dentro del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SGSST), abriendo puertas para que las organizaciones apliquen el ciclo PHVA de la “mejora continua” generando cultura de autorregulación e incorporación de las mejoras necesarias en el plan.

Articulación del Plan Estratégico de Seguridad Vial con el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo

Con la resolución 0312 de 2019 (artículo 32), se dio vía libre para que el Plan Estratégico de Seguridad vial –PESV- se incluyera como un ítem dentro del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo -SGSST-, abriendo puertas para que las organizaciones apliquen el ciclo PHVA de la “mejora continua” generando cultura de autorregulación e incorporación de las mejoras necesarias en el plan.

¿Qué es el Plan Estratégico de Seguridad Vial PESV?

Es un sistema debidamente diseñado, implementado, ejecutado, controlado y evaluado, que se debe consignar en un documento que entre otros elementos contiene: acciones, mecanismos, recursos, estrategias y medidas que debe de realizar una empresa.

El PESV obliga a pensar, planear y trazar el mapa de acciones incluyendo: tiempos, recursos y actores concretos con el fin de reducir las tasas de accidentalidad de tránsito entre los colaboradores de la empresa y evitar así afectaciones en la integridad física de éstos y demás actores externos que podrían resultar perturbados ante eventuales accidentes de tránsito.

¿Por qué se debe implementar el PESV?

La resolución 1565 de 2012 determina la obligatoriedad de elaborar y tener a disposición de los entes de control como “Tránsito” un Plan Estratégico de Seguridad Vial. Este debe ser acogido por todas las entidades públicas o privadas, para impactar positivamente en la seguridad vial de todas las áreas involucradas y de esta manera minimizar los accidentes de tránsito en el país.

Además, la ley 2050 de 2020 establece la competencia de la Superintendencia de Transportes, los Organismos de Tránsito y el Ministerio del Trabajo para la verificación de la implementación de los planes estratégicos de seguridad vial (PESV).

¿Para qué debo implementar un PESV?

Además de cumplir con temas meramente normativos, es obligación de las organizaciones proteger la integridad física de sus colaboradores y esto trasciende las fronteras murales de la empresa, llevando esta responsabilidad a otros escenarios como lo son las vías del país garantizando su seguridad vial.

Esto se logra estableciendo áreas involucradas, responsables, y mecanismos de evaluación y seguimiento entre otros para definir y estructurar los planes y acciones que se deben llevar a cabo en la empresa.

¿Qué empresas deben de cumplir con el PESV?

Inicialmente el PESV se estableció para toda entidad, organización o empresa del sector público o privado que posea, fabrique, ensamble, comercialice, contrate o administre flotas de vehículos automotores o no automotores superiores a diez unidades.

Posteriormente se revaluaron algunos aspectos que cambiaron este enfoque como lo veremos al final de este artículo (ley 2050 de 2020). Inicialmente se estableció que el único control para verificar el cumplimiento del PESV era su registro ante el organismo de tránsito correspondiente a la jurisdicción en donde se encontrara la empresa; pero hoy en día esto ha sido revaluado (ley 2050 de 2020).

¿Qué contiene el PESV?

Un PESV se fundamenta en 5 pilares:

  1. Gestión organizacional
    • Política de seguridad vial
    • Comité de seguridad vial
    • Diagnóstico de seguridad vial
    • Divulgación
    • Seguimiento
    • Rendición de cuentas
    • Auditorías
  2. Comportamiento humano
    • Perfil del conductor
    • Exámenes
    • Procedimientos
    • Capacitación y sensibilización en seguridad vial
    • Desarrollo de políticas
  3. Vehículos seguros
    • Plan de mantenimiento preventivo
    • Inspecciones de los vehículos
    • Control de documentación, registro de vehículos y su mantenimiento
  4. Infraestructura segura
    • Inspección del entorno físico interno y externo
    • Divulgación de protocolos de seguridad vial
  5. Atención a víctimas
    • Protocolos en caso de verse los conductores inmersos en un accidente de tránsito

Ley 2050 de 2020. Una nueva visión de la articulación del PESV con SG-SST

De entrada, después de analizar la ley 2050 de 2020, casi que se podría concluir que el PESV aplica para TODAS las empresas; y semejante afirmación se puede hacer porque de acuerdo a los criterios de la ley y de acuerdo a la propuesta del gobierno nacional, hay dos condiciones para que se deba implementar el PESV en una empresa:

Condición uno: el PESV aplica para empresas que tienen 10 o más vehículos, o que para desarrollar su actividad productiva emplean 10 o más vehículos, los cuales no necesariamente tienen que ser propiedad de la empresa; es posible que se tengan sub contratados o bajo la figura de leasing.

Pero, aun así, si dentro de su organización se utilizan 10 vehículos, ya de alguna manera le está aplicando la norma.

Condición dos: el PESV aplica si al menos existen 2 personas de su organización que para poder desarrollar sus funciones asuman el rol de conductor. Esta segunda condición es la que prácticamente lleva a casi todas las empresas a la obligatoriedad de implementar un PESV.

No necesariamente se refiere a tener mensajeros o conductores en la empresa, pues el rol de conductor lo puede asumir perfectamente el gerente cuando muchas veces hace funciones en misión (que son normales en un gerente), o los comerciales que utilizan sus vehículos personales para tal fin; en este caso, éstos para poder desarrollar sus funciones asumen su rol de conductor.

Ahora bien, si los comerciales son contratistas, no se pueden excluir porque la norma no hace énfasis en que el rol de conductor tiene que ser asumido por los trabajadores exclusivamente. Hay que recordar que el decreto 1072 de 2015 aplica para contratistas y subcontratistas y que también a través de la resolución 0312 de 2019, se articula el PESV con el SG-SST.

En conclusión, si miramos detenidamente la ley 2050 de 2020 en consonancia con el decreto 1072 de 2015 y la resolución 0312 de 2019, el PESV aplica para muchas más empresas de las que inicialmente considerábamos.

Entonces, ¿cuáles son los artículos estratégicos o los elementos a considerar debido a los cambios que se han dado a través de esta nueva ley?

Artículo 1. El ministerio del trabajo entrará a verificar la existencia o no del PESV. Hay que recordar que inicialmente se había dicho que era solo el ministerio del transporte. Esta inclusión del Ministerio del Trabajo, se da solo por una razón obvia: el PESV se articula con el SG-SST por lo cual estos 2 sistemas son complementarios.

A partir de agosto de 2021 todas las empresas a las cuales les aplique el PESV, deberán demostrar con evidencias suficientes la implementación del PESV (la norma dio un año de plazo para que las empresas se prepararan para este momento).

Respecto a la metodología, la ley 2050 de 2020 deja “entrever” que a futuro, se establecerá una especie de “estándares mínimos” para aplicar la gran cantidad de requisitos necesarios para implementar el PESV de una manera justa y equitativa dependiendo de la naturaleza de la empresa; es decir, si la empresa está dedicada o no al sector del transporte y de la cantidad de empleados que esta posea. En este sentido y como se ha venido socializando en los espacios de formación del ministerio de transportes, los requisitos irían entre 13 y 24 exigencias:

  • 24 requisitos para empresas que tengan más de 50 trabajadores o empresas que se dediquen al sector del transporte.
  • 13 requisitos para empresas comunes que no se dediquen al sector del transporte pero que cumplan con la consideración de tener los 10 o más vehículos y/o las 2 o más personas que asuman el rol de conductores.
  • Artículo 5. La agencia nacional de seguridad vial creará un sello que servirá para reconocer a las empresas que hayan implementado el PESV. Esto es clave porque lo que ha estado pasando en Colombia tomando como modelo a otros países; por lo tanto, se prevé que el nivel de cotización del pago que hagan las empresas a las ARL dependerá de los sellos de reconocimiento y acreditaciones que tengan. Así funciona el sistema en muchos países europeos en donde las empresas que están acreditadas en seguridad vial, pagan hasta un 30% menos en cotización en la ARL que aquellas empresas que no cuentan con dichas acreditaciones. Con lo que está pasando en la nueva normatividad, prácticamente implementar un SG-SST tendrá que ir de la mano con implementar un PESV pues este último será de obligatorio cumplimiento en la gran mayoría de empresas.
  • Artículo 7. Según se interpreta este artículo, las empresas que contraten con el estado deberán implementar el PESV casi que, de manera obligatoria, pues este será un requisito para aquellos contratos públicos.

Después de analizar la ley 2050 de2020, nos quedan las siguientes preguntas:

¿Está usted seguro que no tiene que implementar un plan estratégico de seguridad vial en su empresa?

¿Tiene implementado el PESV?

¿Está articulado al SG-SST?

Software para el SG-SST

Herramienta para el diseño, implementación y mantenimiento de la normatividad del MinTrabajo.

Quiero una demostración
Importancia de conformar el Comité “Brigada de Emergencias”

Importancia de conformar el Comité “Brigada de Emergencias”

La “Brigada de Emergencias”, es un equipo de trabajo indispensable para la protección de la integridad de los trabajadores, visitantes y contratistas de una empresa; por lo tanto, es muy importante la adecuada capacitación, formación y entrenamiento técnico de sus integrantes, para que estos sepan cómo actuar o proceder de manera correcta para prevenir y controlar cualquier emergencia en una situación determinada.

¿Qué es una emergencia?

De acuerdo al decreto 1072 de 2015 en su artículo 2.2.4.6.2 (Definiciones) del SGSST, Emergencia se define como:

“Es aquella situación de peligro o desastre o la inminencia del mismo, que afecta el funcionamiento normal de la empresa. Requiere de una reacción inmediata y coordinada de los trabajadores, brigadas de emergencias y primeros auxilios y en algunos casos de otros grupos de apoyo dependiendo de su magnitud”.

¿Qué empresa necesita una brigada?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en la normatividad vigente. Miremos el decreto 1072 de 2015 en su artículo 2.2.4.6.25 del SGSST, el cual nos habla de la preparación, planeación, prevención de emergencias y la obligación de contar con una brigada (numeral 11 de este apartado):

“Conformar, capacitar, entrenar y dotar la brigada de emergencias, acorde con su nivel de riesgo y los recursos disponibles, que incluya la atención de primeros auxilios”.

De acuerdo a esto, la norma nos está estableciendo 4 obligaciones con respecto a la brigada:

  • Conformar la brigada
  • Capacitar la brigada
  • Entrenar la brigada
  • Dotar a la brigada de emergencias

Alguno de ustedes dirá

“Bueno yo soy micro empresario soy riesgo 1,2 o 3, tengo menos de 10 trabajadores y según la resolución 0312 de 2019 en sus artículos 9 y 16 no tengo la obligación de conformar brigadas”

Sin embargo, hay dos elementos que debemos de tener en cuenta: el primero es el artículo 23 de la resolución 0312 de 2019 que dice que el cumplimiento de los estándares mínimos no exime del cumplimiento de las obligaciones establecidas en las normas de riesgos laborales, por lo tanto, no podemos omitir que existe una obligación de brigada en una norma de mayor jerarquía como lo es el decreto 1072 de 2015.

Así que la recomendación es que, en empresas grandes, medianas o pequeñas en general, todos los contratantes tengan una brigada de emergencias conformada, capacitada, entrenada y dotada (tal como lo establece esta normatividad).

Ahora bien, podría ser que algunas empresas muy pequeñas que no están consideradas en los artículos 9 y 16 de la resolución 0312 de 2019, si no en el artículo 3 de la misma resolución (micro empresas), decidan no tener brigada de emergencias amparándose en este artículo.

Para este caso hay que recordar que tenemos otra obligación que establece el mismo decreto 1072 de 2015 en su artículo 2.2.4.6.25, el cual establece en su numeral 9 otra responsabilidad del empleador que es:

“Informar, capacitar y entrenar incluyendo a TODOS los trabajadores, para que estén en capacidad de actuar y proteger su salud e integridad, ante una emergencia real o potencial”.

Esta obligación si bien no nos exige convertirnos en los “grandes brigadistas”, nos pide dar una capacitación al menos general en los temas básicos de manejo de una emergencia, conocer las rutas de evacuación, saber en dónde están los extintores, tener las nociones básicas del uso del botiquín, entre otros.

Ya cada uno determinará dependiendo del tamaño de su empresa qué actividades debe de realizar.

Entonces el mismo decreto 1072 de 2015 nos dice que debemos de dar a TODOS LOS TRABAJADORES una capacitación básica para actuar y proteger su salud e integridad física ante una emergencia; y la brigada es ya un comité conformado por un grupo de personas a las cuales les debemos dar una capacitación adicional.

En conclusión, esas micro empresas que deciden por estándares mínimos no conformar una brigada de emergencias, no pueden omitir dar una capacitación a todos sus trabajadores porque en el artículo 3 sí está la obligación de tener un programa de capacitación; y ese programa de capacitación incluirá entonces unos contenidos mínimos de manejo de emergencias para sus trabajadores.

¿Cómo se conforma una brigada de emergencias?

Una vez que los brigadistas se han inscrito voluntariamente ante una convocatoria previa por parte del empleador, se debe realizar una reunión para formalizar la conformación de la brigada.

En esta reunión, los brigadistas deben recibir una capacitación sobre sus funciones; esta introducción a la generalidad de la brigada puede ser realizada por un brigadista que lleve tiempo en la organización, por un asesor externo, o la puede preparar el responsable del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo de la empresa.

En su primera reunión, los brigadistas deben elegir al líder o jefe de la brigada quien será el responsable de coordinar a todos los brigadistas, evaluar y clasificar las emergencias y autorizar el ingreso de equipos de ayuda externa.

En caso de contar con un amplio número de brigadistas se recomienda crear grupos dentro de la brigada. Los grupos más comunes son:

  • Grupo contra incendios
  • Grupo de primeros auxilios
  • Grupo de vigilancia y apoyo
  • Grupos de evacuación y rescate

En el acta de conformación debe quedar establecido con qué frecuencia se van a reunir los brigadistas.

La frecuencia de reuniones (no lo establece la norma) que recomendamos es de al menos cuatro veces al año; muy seguramente si la empresa tiene actividades de alto riesgo la frecuencia de reunión debería ser mucho mayor.

También debe quedar consignado en el acta, el plan de trabajo de las actividades que se desarrollarán dentro del año incluyendo las reuniones de preparación de simulacros, las capacitaciones que tomarán los brigadistas, las inspecciones de equipos de emergencias, los simulacros y la rendición de cuentas.

Al finalizar la reunión, se debe firmar el acta por parte de todos los brigadistas.

¿En qué consiste rendición de cuentas de la brigada de emergencias?

Rendir cuentas significa informar a las partes interesadas del SG-SST sobre qué se logró hacer respecto a todas las actividades planificadas por la brigada y cuáles fueron los resultados de estas actividades.

Por ejemplo, mínimo hay que planear un simulacro, reunirse, llevarlo a cabo y hacer la evaluación e informar sus resultados para hacer correcciones (sobre los efectos no deseados), acciones correctivas (sobre las causas de No Conformidades encontradas) o acciones preventivas.

Recuerda:

¡Evita lo peor, estando a salvo primero!

La seguridad no es cuestión de suerte o azar, sino de aplicar prevención en nuestra forma de trabajar, los comités de brigada de emergencias son claves para ello.

¿Y en tu empresa ya tienen implementado este comité?

Software para el SG-SST

Herramienta para el diseño, implementación y mantenimiento de la normatividad del MinTrabajo.

Quiero una demostración

Importancia del protocolo de bioseguridad en el SG-SST

Importancia del protocolo de bioseguridad en el SG-SST

Para poder dimensionar al SG-SST en Colombia y cómo está evolucionando, debemos partir de información muy importante como la siguiente: de acuerdo al ministerio del trabajo, las estadísticas a diciembre de 2019 en torno a Riesgos Laborales mostraban 12.229.860 afiliados al sistema y se contaba con 891.132 empresas formales en Colombia. De otro lado, el número de licencias en SST para personas naturales era de 98.613 y se contaba a esa fecha con 3.839 en personas jurídicas en materia de riesgos laborales.

El campo de acción de los técnicos, tecnólogos, profesionales y especialistas en el SG-SST es hoy en día mucho más importante que hace apenas unos años atrás; esto se debe a que las empresas requieren protocolos de SST y porque los protocolos son parte inherente del SG-SST. En estos momentos se mezcla la salud pública con la salud ocupacional, pero cada una ocupa su lugar.

El COVID19 en Colombia, está derogado como accidente de trabajo. Dentro del concepto de accidente de trabajo, tenemos el caso fortuito (actividad humana o empresarial) y la fuerza mayor (hecho de la naturaleza)  derogado por el Código Sustantivo del Trabajo (CST), lo que quiere decir que el COVID19 cuando se relaciona y genera con causa o con ocasión del trabajo, es un accidente de trabajo; puede ser imputable al trabajador, pues el trabajador puede cometer una “culpa” al no usar el EPP, pero éste se encuentra en el sitio o puesto de trabajo y no obstante, quien debe velar porque el trabajador use los EPP es el empleador.

La “culpa” en el concepto de accidente en la responsabilidad laboral está derogada. El accidente es un imprevisto; nadie ha previsto el covid19. “Ley 1562 de 2012: Artículo 3. Accidente de trabajo. Es accidente de trabajo todo suceso repentino que sobrevenga por causa o con ocasión del trabajo, y que produzca en el trabajador una lesión orgánica, una perturbación funcional o psiquiátrica, una invalidez o muerte”. El COVID19 ingresaría para todos los trabajadores fuera del sector de la salud, por “Causa del trabajo”, pues es el trabajo el que lo coloca en esa situación de riesgo; el trabajo provoca que un compañero infectado contamine a los demás. “Artículo 3 es también accidente de trabajo aquel que se produce durante la ejecución de órdenes del empleador, o durante la ejecución de una labor bajo su autoridad, aún fuera del lugar y horas de trabajo.”

No solo puede contaminarse en el sitio de trabajo sino haciendo una diligencia del trabajo, por ejemplo. De acuerdo a la ley 1562 de 2012 y la situación de emergencia que se vive hoy en día, la SST se convierte en una herramienta permanente y por mucho tiempo, dado que el empresario es responsable con el cuidado de su trabajador, sus clientes y el público en general; el empleador es “solidario” con la SST de las demás personas sin importar que exista o no vínculo laboral.

Actividades empresariales como son el transporte de sus trabajadores, deportivas y sindicales, deben considerar protocolos de bioseguridad.

Para el sector de la salud, se considera el COVID19 como una enfermedad laboral; existe una tabla de enfermedades directas desde el año 2014        decreto 1477 en donde toda enfermedad directa que aparezca allí se presume como enfermedad laboral.

El COVID19 es considerado como enfermedad directa (decreto ley 538 de 2020) y aparece en dicha tabla; por lo tanto, no requiere estudio de causalidad ni calificación por parte de la ARL, AFP ni EPS.

Para las enfermedades que no estén dentro de la tabla, se investiga una relación de causalidad para establecer la clasificación de la enfermedad a partir de la norma técnica CIE-10 que se tiene en Colombia.

Con respecto al reporte y aviso del accidente de trabajo o enfermedad laboral, conforme a la resolución 0156 de 2005 que habla de 2 días hábiles siguientes a la ocurrencia de la enfermedad o diagnóstico de la enfermedad, si el COVID19 no se reporta por parte del empleador en ese lapso de tiempo, el trabajador o la familia del trabajador a partir del tercer día hábil tiene(n) derecho al “Aviso”, que es una carta explicativa de los hechos, y la prescripción corre a partir de los 3 años siempre y cuando se genere, concrete y determine el derecho; es decir, si al trabajador no lo califican y no existe un dictamen, si no existe una pérdida de capacidad laboral, no se ha concretado el derecho y no hay prescripción.

Es muy importante evitar sanciones y tener en cuenta la ley 1562 de 2012 “Artículo 30. Reporte de accidente de trabajo y enfermedad laboral: cuando se detecte omisiones en el reporte de los accidentes de trabajo y enfermedades laborales que por ende afecte el índice de lesiones incapacitantes (ILI) o la evaluación del programa de salud ocupacional por parte de los empleadores o contratantes y empresas usuarias, podrá imponer multa de hasta mil (1000) salarios mínimos mensuales legales vigentes.”

Todo CASO DIAGNOSTICADO DE COVID19 se debe REPORTAR.

Calificación de origen y pérdida de la capacidad laboral de covid19

Existen dos posibilidades de calificación:

  • Enfermedad directa (sector salud): no se requiere determinar el origen laboral ni calificación de invalidez, solo el diagnóstico.
  • Enfermedad laboral por relación de causalidad: sí requiere la determinación de origen (carga de la prueba) laboral en primera oportunidad o dictamen de las juntas de calificación de invalidez (demostrar un nexo causal).

Responsabilidades en riesgos laborales por covid19

Las siguientes son las posibles responsabilidades que se generan en torno al diagnóstico de COVID19 y sus consecuencias:

  • Responsabilidad laboral (contrato de trabajo)
  • Responsabilidad delegada del empleador a la ARL (cotización mensual): en el caso del trabajador independiente, es la empresa contratante la que debe afiliar al prestador del servicio (decreto 1072 de 2015) y si no lo afilia, ella corre con los riesgos; pero además, si es de clase 1,2 o 3, la cotización la paga el prestador del servicio y si es de clase 4 o 5, la debe pagar la empresa contratante.

Responsabilidad civil y responsabilidad penal

Indemnización por daños y perjuicios (artículo 216 del CST). No se puede tener protocolos de bioseguridad sin tener un SG-SST; el ministerio del trabajo solicita ambos. Debe estar funcionando adecuadamente el comité paritario, el comité de convivencia y tener la normatividad en SST; un empresario no puede decir que está cumpliendo con un protocolo de bioseguridad y no está cumpliendo con un SG-SST; los mismos protocolos establecen que éstos son parte inherente del SG-SST.

¿Qué pasa si no se tiene un protocolo de bioseguridad? o ¿Qué pasa si no se tiene SG-SST? y el trabajador se contamina con COVID19? Hay una responsabilidad civil que tiene como consecuencia una indemnización por daños y perjuicios porque hay “culpa” de la empresa.

¿Una empresa es culpable cuando no tiene un SG-SST?  Claro que sí, es culpable civilmente; pero este tema no queda allí; viene la responsabilidad penal porque la SST se convirtió en algo muy delicado en vista de que hay un “delito” porque el empleador es responsable de demostrar que ha protegido la integridad física, mental y social del trabajador a través de un SG-SST; no puede trasladar esta responsabilidad a la ARL (salvo a los expuestos de primera línea en salud con entregas de EPP), ya que es el empleador el que “genera el riesgo” y la ley no lo exonera de esta obligación o responsabilidad: es una responsabilidad “penal”  (Delitos de violación de medidas sanitarias y propagación de epidemia. “Artículos 368 y 369 del código penal: el que viole medidas sanitarias adoptadas por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años)”.

Entonces SST es penalizado (porque de ahí hacen parte los protocolos de bioseguridad) y las consecuencias se verán cuando salgan los diferentes fallos porque el empleador incumple con la norma; en cambio el empleador que cumple, tiene todo lo inherente a SST, tiene los protocolos de bioseguridad, los cumple, se compromete, tiene las pruebas, las evidencias, no tiene por qué preocuparse.

Quien se debe de preocupar es quien ha visto al SG-SST como un gasto y no como una inversión para proteger a su trabajador de un posible contagio. Dado lo anterior, hay una obligación y hay que poner mucho cuidado, porque las empresas pueden verse en un momento dado inmersas en un proceso penal.  Sabemos que en estos momentos hay miles de abogados esperando una oportunidad como esta.

¡No vale la pena arriesgarse!

Responsabilidad administrativa

Acá vienen las sanciones, las multas y el cierre. Existe una inspección, vigilancia y control compartidas en materia de riesgos laborales; entonces hay autoridad competente por parte de las secretarías de salud, pero también hay autoridad competente por parte del ministerio del trabajo y hay una inspección, vigilancia y control concurrente en materia de riesgos laborales.

En síntesis, cómo podrían ser las responsabilidades en un caso dado?: a manera de ejemplo: si hay un accidente de trabajo de COVID19  a 4 trabajadores como consecuencia de no proporcionar EPP y no tener protocolos de bioseguridad en la empresa, es tan responsable el gerente por no proporcionar los EPP (la empresa), como el jefe de SST por no tener instalados los protocolos de bioseguridad, pues ese es su papel y responsabilidad (para eso tiene su licencia); en este caso cuales son las responsabilidades?:

  • La responsabilidad laboral porque la asume la ARL
  • La responsabilidad civil. Indemnización de daños y perjuicios; se puede demandar civilmente por el no suministro de los EPP, además la empresa estaba incumpliendo todo lo que es SST (incluyendo los protocolos de bioseguridad).
  • La responsabilidad penal para los dos (gerente y jefe de SST). Lógicamente hay que probarla.
  • La responsabilidad administrativa que ocasiona una posible multa por no tener un SG-SST que incluya los protocolos de bioseguridad

El SG-SST (decreto 1072 de 2015), debe estar vigente con el COVID19 de manera que haya considerado la actualización de:

  • La matriz de identificación de peligros,
  • Evaluación y valoración de riesgos; pero, además…
  • Ante emergencias se debe proceder a implementar y mantener las disposiciones necesarias en materia de prevención, preparación y respuesta ante emergencias;
  • De otro lado, el comité paritario debe estar presente, cumpliendo con sus funciones, dando las recomendaciones, haciendo la vigilancia de las diferentes actividades y reuniéndose en torno a sus funciones y obligaciones.

Los protocolos de bioseguridad que forman parte del SG-SST, los establece el decreto 539 de 2020 y están a cargo del ministerio de salud y éstos deben ser ajustados a cada empresa y es responsabilidad de cada empresa actualizar sus riesgos, todas sus formas de presentar las actividades, y uno de los factores más importantes hoy en día es el relacionado con el COVID19.

Es responsabilidad del empresario: proveer, capacitar, establecer mecanismos en conjunto con la SST para proteger al trabajador. La resolución 0666 de 2020, establece el marco normativo de los protocolos enmarcado en lo relacionado a la aplicación; trata de factores de riesgo de salud pública por lo que considera: el contagio, el registro, la comunidad en general y el comportamiento y la forma de llevar la vida en un ambiente sano. Aplica para empleadores, trabajadores del sector público y privado, aprendices, cooperados, contratantes, contratistas vinculados a los diferentes sectores productivos.

Las empresas se deben acoger a esta resolución y hacer el ajuste del protocolo a los diferentes lineamientos del sector económico al que pertenece (de acuerdo a resoluciones específicas por sector y actividad económica). El sector de la Salud tiene un protocolo especial.

Los protocolos tienen incidencia antes, durante y después de la jornada laboral; hay ingredientes de salud pública y de SST. Es decir, hay que cuidar al trabajador desde que sale de la casa, durante la jornada laboral y cuando sale para su casa; es afianzar la actividad laboral con la extra laboral (capacitación, sensibilización, etc).

Requisitos en el SG-SST

Para que tu empresa esté tranquila, debe tener al día:

  • Protocolo de bioseguridad
  • Comité paritario
  • Comité de convivencia
  • Programas de las empresas en SST
  • Evidencias de las capacitaciones
  • Matriz IPVR
  • Preparación y respuesta ante emergencias
  • Evidencias de todos los registros requeridos para demostrar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y el SG-SST del que hacen parte.

De acuerdo con Carlos Ayala (asesor del ministerio del trabajo) los casos de las demandas por el incumplimiento de lo anteriormente expuesto se empezarán a ver a futuro y los dirá la historia en las cortes, los juzgados y la fiscalía, que van a dar sus sentencias y fallos.

Software para el SG-SST

Herramienta para el diseño, implementación y mantenimiento de la normatividad del MinTrabajo.

Quiero una demostración
Acceder al Software