Manejo de Sustancias Peligrosas, Protocolos y Tips para su Correcta Disposición

Manejo de Sustancias Peligrosas, Protocolos y Tips para su Correcta Disposición

Es muy importante al interior de nuestras organizaciones, en el caso en el que se manipulen, almacenen o se disponga de sustancias peligrosas, garantizar su conocimiento e identificación y además sensibilizar y concientizar a los colaboradores en la prevención de accidentes/incidentes y enfermedades ocasionadas por su contacto, asegurando un trabajo seguro en las actividades y operaciones diarias.

¿Qué es una sustancia peligrosa?

Una sustancia peligrosa se pudiera definir como aquel material, sustancia o mezcla de sustancias que tiene propiedades capaces de producir efectos adversos, que representan un riesgo para la salud de las personas, el medio ambiente, la propiedad o el bienestar público.

¿Cuáles son las características de las sustancias peligrosas?

En forma muy general, se consideran distintas características que diferencian a las sustancias peligrosas, tales como:

Corrosivas. Capaces de destruir o dañar irreversiblemente otras superficies, materiales o incluso los tejidos de los órganos humanos y demás seres vivos.

Reactivas. Son inestables, pueden tener consecuencias explosivas y generalmente tienen inestabilidad en su manejo en algunas etapas de su manipulación.

Explosivas. Pueden provocar liberación instantánea de presión, calor, gas o temperatura por diferentes contactos con otros materiales (fuego, calor, choque, etc).

Tóxicas. Tienen la capacidad de producir daños en los tejidos vivos y lesiones en el sistema nervioso, o pueden ocasionar enfermedades e inclusive la muerte al tocarlas, ingerirlas o inhalarlas. Entre estas, hay sustancias que tienen características de toxicidad aguda, crónica y de consecuencias ambientales que generan desequilibrios ecológicos.

Inflamables. Pueden ser gases, líquidos o sólidos que tienen la característica de encenderse y sus llamas se diseminan con gran rapidez. En cuanto más rápida sea la ignición, más inflamable es el material. En el caso de los líquidos inflamables, no lo son por sí mismos, sino que lo son porque su vapor es combustible. Las sustancias inflamables deben ser manipuladas con sumo cuidado y no exponerlas a ninguna fuente de calor.

Biológicas. Generalmente, son residuos biológicos infecciosos que contienen bacterias, virus, u otro organismo con capacidad de producir alguna enfermedad al tener contacto con ellos. Pueden contener toxinas producidas por microorganismos. La manipulación de estos residuos debe hacerse con extremo cuidado para evitar el contagio de cualquier enfermedad. Es importante que el personal que manipule materiales biológicos esté vacunado como mínimo contra el tétanos y la hepatitis B.

¿Qué es el rombo NFPA?

NFPA. Sigla que significa National Fire Protection Association. Es una organización fundada en los Estados Unidos y se encarga de crear normas y requisitos mínimos para la prevención contra incendios. Esta institución ha diseñado un rombo que brinda información fundamental sobre sustancias o materiales peligrosos. El rombo se divide en 4 partes o cuadrantes identificados por diferentes colores así: el azul identifica riesgos a la salud con valores del cero al 4 (0. Material normal, 1. Riesgo ligero, 2. Riesgo moderado, 3. Riesgo severo y 4. Riesgo extremo). El cuadrante rojo identifica los riesgos relacionados con materiales inflamables (0. No se inflama, 1. Se inflama sobre los 93 grados centígrados, 2. Se inflama bajo los 93 grados centígrados, 3. Se inflama bajo los 38 grados centígrados y 4. Se inflama con temperaturas inferiores a 23 grados centígrados). El cuadrante amarillo nos da información de la reactividad de la sustancia que estemos trabajando (0. Cuando es una sustancia estable, 1. Cuando es inestable y se calienta, 2. Cuando puede sufrir cambios químicos violentos, 3. Cuando el choque o el calor la pueden detonar y 4. Cuando es una sustancia altamente reactiva y que puede detonar en cualquier momento). Por último el cuadrante color blanco, se usa para colocar riesgos o sustancias con características específicas de la sustancia peligrosa que estamos manipulando, transportando o almacenando. Pude ser tal vez un oxidante (OXI), un ácido (ACID), un álcali (ALC), un corrosivo (COR),  material que no debe tener contacto con el agua (W tachada), riesgo de biocontaminado y riesgo de radiación.

¿Cuáles son los elementos de protección más comunes a utilizar en el manejo de sustancias peligrosas?

Para los riesgos químicos y tóxicos, los EPP requeridos pueden ser: Guantes, botas o cubiertas para los zapatos, cascos, overoles, capuchas, delantales, protectores para los ojos, cara y respiradores, mascarillas y máscaras completas o media máscara con filtros.

Para los riesgos radiológicos, los EPP requeridos pueden ser: Guantes, bata de bioseguridad, delantal plomado, gafas plomadas y protección contra ruidos fuertes.

Para los riesgos con materiales inflamables, los EPP requeridos pueden ser: cascos para proteger contra la caída de objetos, equipo de respiración autónoma, chaquetón y pantalón con piezas en material ignífugo. En términos locativos y dependiendo de la probabilidad e impacto de un incendio, se deben considerar medios de protección tales como: extintores portátiles, bocas de incendios equipadas (BIE), instalación de rociadores de agua, hidrantes exteriores, sistemas de extinción automáticos y columnas húmedas y secas.

Para los riesgos biológicos, los EPP requeridos pueden ser: Guantes, máscaras de protección respiratoria, batas, calzado y gafas o lentes protectores.

 

Algunos “Tips” importantes a la hora de manipular u operar sustancias peligrosas:

La operación con cualquier tipo de sustancia peligrosa requiere por parte del trabajador de un alto y especializado conocimiento de las medidas preventivas, las cuales contribuirán directamente a minimizar el riesgo de sufrir accidentes o enfermedades; desconocerlas te pueden llevar a sufrir intoxicaciones y graves accidentes que comprometan a tu cuerpo y a tu vida. Poner en práctica las siguientes recomendaciones te ayudará a evitar la materialización de los riesgos presentes en este tipo de labores:

En primer lugar, recuerda que solo puedes trabajar con sustancias peligrosas si estás oficialmente autorizado para hacerlo; te sugerimos que antes de iniciar tu jornada laboral planifiques detenidamente el trabajo: revises, analices y cumplas con cada una de las indicaciones que el procedimiento o protocolo exige. De igual forma, ten presente que antes de manipular una sustancia peligrosa debes necesariamente revisar y analizar la hoja con datos de seguridad (lista de chequeo de seguridad). Recuerda utilizar siempre los elementos de protección personal EPP necesarios para el procedimiento; sin embargo, es importante destacar los equipos de protección respiratoria, vestuario, guantes, protector facial, calzado de seguridad entre otros, y nunca olvides inspeccionar el correcto funcionamiento de alarmas y sensores. Ten presente que es sumamente importante verificar, antes y durante la aplicación de una sustancia peligrosa, la completa ausencia de otras personas en las zonas de trabajo, como también en las áreas contiguas, las cuales pueden ser contaminadas por cualquier efecto físico. Cuando apliques una sustancia peligrosa debes necesariamente utilizar medios de advertencia con mensajes preventivos y si no es posible, solicita ayuda a terceros para mantener resguardo en los accesos mientras dura la tarea, y solo cuando se cumplan los períodos establecidos de reentrada pueden reingresar los trabajadores. Finalmente, si llegase a sentir cualquier síntoma de intoxicación o de accidente, debes de informar en forma inmediata y oportunamente a tu supervisor directo o persona encargada del área de trabajo; de esa forma se activarán a tiempo todos los protocolos de emergencia.

¡Trabajador, cuida tu vida y la de los demás!

Al aplicar estas medidas preventivas, reduces al máximo la posibilidad de sufrir accidentes, intoxicaciones, enfermedades o incidentes por manipulación y operaciones con sustancias peligrosas en tu trabajo.

La Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), nuevo principio y derecho fundamental de la OIT

La Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), nuevo principio y derecho fundamental de la OIT

La conferencia internacional del trabajo añade a la “Seguridad y Salud” a los principios y derechos fundamentales en el trabajo. Esta fue una nueva resolución compartida a través de la página web de la OIT (“La conferencia Internacional del Trabajo añade la Seguridad y la Salud a los Principios y Derechos Fundamentales en el trabajo”). Esta información es muy importante para todos los trabajadores del mundo y para todas las personas responsables de la prevención de riesgos laborales, ya que esto es un hito.

La resolución se publicó el 10 de junio de 2022 y esta histórica decisión significa que todos los estados miembros de la OIT se comprometen a respetar y promover el derecho fundamental a un entorno de trabajo seguro y saludable, hayan ratificado o no los convenios correspondientes (comunicado de prensa del 10 de junio de 2022). Los delegados asistentes a esta conferencia internacional del trabajo han adoptado una resolución para tal principio de un entorno de trabajo seguro y saludable a los principios y derechos fundamentales en el trabajo de la Organización Internacional del Trabajo OIT. Los delegados adoptaron la medida en la sesión plenaria de la citada fecha. Hasta ese entonces había únicamente cuatro categorías de principios y derechos fundamentales:

  • La libertad de asociación y el reconocimiento efectivo de derecho, la negociación colectiva
  • Eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio
  • La abolición efectiva del trabajo infantil
  • La eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación

La decisión de la conferencia, significa, que la seguridad y salud en el trabajo pasará a ser la quinta categoría.

Los mencionados principios y derechos, fueron adoptados en 1998 como parte de la declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo; en virtud de la declaración, los estados miembros de la OIT independientemente de su nivel de desarrollo económico, se comprometen a respetar y promover estos principios y derechos independientemente de la ratificación de los convenios a que dé lugar.

Cada uno de los principios fundamentales está asociado a los convenios de la OIT más relevantes. Los nuevos convenios fundamentales serán: el convenio sobre seguridad y salud de los trabajadores de 1981 que es el número 155 y el convenio sobre el marco promocional para la seguridad y salud de los trabajadores de 2006 que corresponde al número 187.

De los 61 convenios con la OIT ratificados por Colombia, 49 están en vigor, 4 han sido denunciados, 7 instrumentos abrogados y ninguno ha sido ratificado en los últimos 12 meses.
Fuente: https://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=1000:11200:0::no:11200:p11200_country_id:102595

En conclusión: La OIT considera que la prevención es clave para mejorar la seguridad y salud en el trabajo, protegiendo la integridad de los colaboradores de las organizaciones, dándole a este nuevo principio y derecho fundamental la importancia correspondiente para lograr que las estrategias que contribuyan a evitar accidentes y enfermedades laborales sean reforzadas con un diálogo social que involucre a gobiernos y a organizaciones de empleadores y de trabajadores.

Cómo comprender las tareas de alto riesgo a través de ejemplos sencillos

Cómo comprender las tareas de alto riesgo a través de ejemplos sencillos

Para iniciar con este tema definamos qué son las tareas de alto riesgo en un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST). Las tareas de alto riesgo son todas aquellas actividades que, por su naturaleza o lugar donde se realizan, implican una mayor exposición y pueden causar lesiones en nuestros colaboradores.

Es importante establecer un plan de acción e implementar medidas de prevención y control para el desarrollo seguro de la labor.

Las tareas que generalmente se consideran de alto riesgo son:

  • Trabajo en alturas
  • Trabajo en espacios confinados
  • Trabajo con energías peligrosas y riesgo eléctrico
  • Trabajos en caliente
  • Manipulación de sustancias químicas

Es importante recordar que las medidas de prevención y control, así como el cumplimiento de los estándares y procedimientos, aplican para los colaboradores, contratistas, subcontratistas, proveedores, estudiantes en práctica académica que realicen cualquiera de estas actividades (o más específicamente tareas), de manera que se garantice que se realicen de manera segura.

Tareas de alto riesgo con algunos ejemplos:

  • El trabajo en alturas: Es toda tarea que se realiza por encima de 2.0 metros (Resolución 4272 de 2021) sobre un nivel inferior, como por ejemplo: Limpieza o mantenimiento de techos y estructuras; trabajos en fachadas de edificaciones; construcción de obra civil y remodelaciones; instalación de lámparas; cambio de luminarias en postes; poda de árboles; montaje e instalación de estructuras; carpas; pendones; labores en taludes; ascenso y descenso por escaleras y labores en andamios o escaleras.
  • Trabajos en espacios confinados: Se considera espacio confinado aquel sitio que no está diseñado para estar ocupado por las personas de forma permanente, pero que permite que una persona pueda ingresar de cuerpo entero a su interior y desempeñar una tarea asignada, como por ejemplo: construcción y mantenimiento de fosas sépticas; alcantarillados, tanques para almacenamiento; vagones cisterna; limpieza de tanques de almacenamiento de agua; tuberías cuyo diámetro interior permite el ingreso de personas para reparaciones y/o inspecciones; cárcamos de más de 1.2 metros de profundidad y que carecen de una buena ventilación natural; salas de bombeo en sótanos y bóvedas de cables.
  • Trabajo con energías peligrosas y riesgo eléctrico: Son operaciones que al involucrar energía eléctrica pueden presentar alto riesgo para las personas o la propiedad, como por ejemplo: intervención de circuitos eléctricos; mantenimiento u operación de máquinas accionadas por energía eléctrica; motores y subestaciones eléctricas.
  • Trabajos en caliente: Cuando hablamos de trabajos en caliente nos referimos a los trabajos que requieren llama, producen chispas, generan calor y suponen un riesgo potencial de incendio. Por ejemplo: soldadura; operaciones con llama abierta; aplicación de soplete en revestimientos y techos; aplicación de soplete en tuberías; corte y esmerilado y cualquier operación que pueda producir chispas o calor.
  • Manipulación de sustancias químicas: son actividades que se realizan con sustancias químicas de diferente naturaleza, tales como: explosivos; gases; líquidos y sólidos inflamables; sustancias comburentes; tóxicas; radioactivas o corrosivas como por ejemplo: manipulación de reactivos y sustancias en laboratorios que generan gases o vapores en el ambiente; transvase de productos químicos; preparación de mezclas; mantenimientos y reparaciones en donde se utilizan solventes, pinturas y soldadura de oxicorte; detergentes y productos de limpieza o productos agroquímicos tales como: herbicidas, insecticidas, fungicidas y bactericidas.
  • Y usted . . !! ya identificó las actividades de alto riesgo en su organización (si las hay)? En ese caso: ya ha estructurado un plan de acción e implementado medidas de prevención y control para el desarrollo seguro de la labor identificada?

12 consejos prácticos para realizar el plan anual de trabajo 2023

12 consejos prácticos para realizar el plan anual de trabajo 2023

El plan anual de trabajo es una herramienta valiosa para el desarrollo del SG-SST establecido en el decreto 1072 de 2015 y en la resolución 0312 de 2019. Esta herramienta nos va a permitir darle trazabilidad y seguimiento a todas las tareas propuestas para que el sistema funcione adecuadamente en nuestro año fiscal 2023.

Recuerda que un plan de trabajo anual es un estándar mínimo que deben cumplir todos los empleadores y contratantes sin importar el número de trabajadores o el nivel de riesgo y se debe diseñar y desarrollar para alcanzar cada uno de los objetivos del sistema y debe de considerar aspectos clave como:

  1. Ante todo considera que el plan anual de trabajo es ÚNICO para cada empresa. No lo copies de otro lado. No se vale “cortar” y “pegar”; se corre el riesgo de tener un planincoherente y desalineado con los objetivos de tu SG-SST.
  2. Antes de diseñar e implementar el plan de trabajo anual, es importante realizar la evaluación del SG-SST.
  3. Alinea siempre las actividades que incluyas en el plan con los objetivos de seguridad y salud que tengas definidos en el sistema. Ninguna actividad debe ser incoherente con dichos objetivos.
  4. El punto de partida para elaborar el plan de trabajo anual debe ser la identificación que has hecho de los peligros y riesgos prioritarios en la evaluación inicial.
  5. El plan de trabajo anual no debe ser estático; es decir, que las actividades año a año no deberían necesariamente ser las mismas ya que el sistema va madurando, creciendo.
  6. Ten en cuenta que la construcción del SG-SST es colectiva y “no todas” las actividades del plan de trabajo anual deben ser necesariamente realizadas por el responsable del SG-SST.
  7. En la medida de lo posible considera “Indicadores” de cumplimiento para el posterior seguimiento de la ejecución del plan anual de trabajo.
  8. Debe contener como mínimo una actividad de cada uno de los programas (conjunto de acciones que se deben llevar en cada área) definidos en el SG-SST de tu empresa. Una vez terminado el documento, verifica que hay actividades en todos los programas.
  9. Cuando definas cada una de las actividades, responsables, fechas de cumplimiento y demás elementos del plan, no olvides estar pensando y considerar “cómo” vas a evidenciar el cumplimiento de dichas actividades a la hora de su ejecución o sea: un procedimiento, un formato, un manual, una guía o cualquier otro documento que determine cómo se generará la evidencia de la ejecución y cómo se almacenará.
  10. El plan de trabajo anual debe “ser realista”; que no raye en la “ficción”; que tenga en cuenta el presupuesto disponible por parte de la empresa y los recursos disponibles
    (humanos, tecnológicos, entre otros).
  11. Utiliza un lenguaje sencillo y comprensible para las partes interesadas que deberán de entenderlo claramente y no genere malas interpretaciones.
  12. Asegúrate que el plan anual de trabajo esté firmado por el empleador o representante legal.

Recuerda poner en práctica estas recomendaciones referentes a cómo planificar de forma adecuada todas las etapas de nuestro sistema y colocarlas en un orden cronológico para su correcta ejecución durante todo el año 2023 en un plan de trabajo bien estructurado.

Lo que debes saber sobre los exámenes médicos ocupacionales

Lo que debes saber sobre los exámenes médicos ocupacionales

Es importante saber por qué son necesarios y cuáles son los exámenes médicos ocupacionales requeridos en las organizaciones como elemento fundamental en el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST) para prevenir perjuicios a la integridad física y mental de los colaboradores.

¿Qué son los exámenes médicos ocupacionales?

Son los actos médicos que tienen por objeto establecer los diagnósticos de las condiciones de salud del trabajador respecto a:

  • El cargo que va a iniciar
  • El cargo que está desarrollando
  • Una condición de salud presentada
  • A la finalización del contrato.

Estos exámenes médicos ocupacionales son obligatorios. La resolución 2346 de 2007 y el decreto 1072 de 2015 establecen dicha obligatoriedad. La resolución 2346 establece qué tipos de exámenes se deben realizar, en qué consisten, con qué periodicidad se deben hacer, entre otros aspectos a considerar.

¿Quiénes deben realizar los exámenes médicos ocupacionales?

Los exámenes médicos ocupacionales deben ser realizados por médicos ocupacionales, especialistas en medicina del trabajo o salud ocupacional.

Pueden ser realizador por IPS o médicos especializados contratados por el empleador.

Para efectos de la realización del examen médico ocupacional, el empleador debe informar al médico ocupacional o especialista en medicina del trabajo sobre el perfil del cargo que va a desempeñar (Artículo 4 de la resolución 2346 de 2007).

¿Quiénes deben asumir los costos de los exámenes médicos ocupacionales?

Los costos deben ser asumidos por el empleador. En ningún caso puede ser cobrado ni solicitado al aspirante o al trabajador.

Para el caso de los exámenes médicos ocupacionales de los contratistas (no vinculados laboralmente), los exámenes de ingreso deben ser pagados por los contratistas y los exámenes periódicos deben ser asumidos por el contratante. El Decreto 1072 de 2015 señala:
“El costo de los exámenes preocupacionales será asumido por el contratista”. (Artículo 2.2.4.2.2.18)

Clasificación de los exámenes médicos ocupacionales

Podemos clasificar los exámenes médicos ocupacionales en 4 grandes grupos:

  1. Los exámenes médicos ocupacionales de pre-empleo o exámenes médicos de ingreso: Son de obligatorio cumplimiento para el trabajador y su costo está a cargo de la empresa. Son muy importantes ya que constituyen el “tamizaje” de salud necesario para que en caso de que el futuro trabajador presente alguna recomendación de salud o algún tipo de restricción para trabajar, la empresa la pueda asumir, tomar las consideraciones y adoptar las condiciones necesarias para que el cargo que vaya a desempeñar el trabajador dentro de la empresa no vaya a perjudicar su condición actual de salud. Este examen nos permite también evaluar a lo largo del tiempo la mejora o desmejora de esas condiciones de salud determinadas inicialmente.
  2. Exámenes médicos ocupacionales periódicos: Buscan revisar periódicamente las condiciones de salud del trabajador para anticiparse o prever enfermedades de tipo laboral. Por ejemplo: ¿Qué tal que a un trabajador que labora expuesto a altas temperaturas, nunca se le hiciera monitoreo o seguimiento del grado de afectación que pudiesen tener esas condiciones higiénicas de altas temperaturas sobre su salud?. Si no se tienen los debidos controles, muy posiblemente la salud de ese trabajador con los años se puede ver seriamente deteriorada. Es ahí donde toman absoluta relevancia e importancia los exámenes médicos periódicos.
    Para determinar la frecuencia de realización de los exámenes periódicos, se tiene una herramienta muy importante como es la matriz de identificación de peligros y valoración de riesgos, la cual con el acompañamiento de un médico ocupacional, nos podría dar esa respuesta; de acuerdo a lo anterior, la frecuencia de realización de los exámenes ocupacionales periódicos depende de las funciones que las personas ejecuten y los niveles de exposición a los riesgos del cargo desempeñado.
  3. Exámenes médicos ocupacionales pos incapacidad (reintegro): Es muy importante que posteriormente a una incapacidad prolongada (superior a 20 días por ejemplo), luego del retorno del trabajador a sus funciones, sea evaluado medicamente ante la posibilidad de que esta ausencia prolongada y la inactividad por la enfermedad o accidente de trabajo presentada, pueda tener secuelas en las condiciones de salud del trabajador que la organización debería considerar antes de que colaborador se reincorpore a sus funciones.
  4. Exámenes médicos ocupacionales de egreso: Aunque es potestativo del trabajador, éste debería de realizar el examen ocupacional de egreso a más tardar 5 días después de la fecha de notificación. Es la mejor manera de un retiro tranquilo, con la seguridad de que las condiciones de trabajo no afectaron las condiciones de salud.

¿Cuál es la vigencia para los exámenes ocupacionales para contratistas?

En el decreto 1072 de 2015 con respecto a la vigencia de estos exámenes médicos ocupacionales, se indica que éstos serán válidos por 3 años y para todos los contratos celebrados por el contratista:

“Este examen tendrá vigencia máxima de tres (3) años y será válido para todos los contratos que suscriba el contratista, siempre y cuando se haya valorado el factor de riesgo más alto al cual estará expuesto en todos los contratos”. (Artículo 2.2.4.2.2.18)

También se indica que en el caso de que el trabajador pierda su condición de contratista por un periodo superior a los seis (6) meses continuos, debe realizarse los exámenes médicos ocupacionales nuevamente para volver a trabajar.

Importante:

Pregúntese . . !

¿Cómo está controlando mi organización los exámenes médicos ocupacionales para mis trabajadores y contratistas?
¿Estoy consultando mi matriz de identificación de peligros y valoración de riesgos para determinar la periodicidad de los exámenes médicos ocupacionales de mis colaboradores?
Escanea el código
Acceder al Software